Los independentistas estallan en aplausos y gritos de libertad en el Parlament al conocer la sentencia europea