El Gobierno ofrece "soluciones imaginativas" a un Torra que insiste en reclamar la autodeterminación