Torra se suma a las marchas independentistas en Girona y evita condenar la violencia