Yolanda Díaz reconoce que se quedó de piedra cuando Iglesias la propuso como vicepresidenta