Cargas policiales y disturbios violentos en Madrid y Barcelona por el encarcelamiento del rapero Hasél