"Es una caza de brujas", los Mossos responden a la investigación de la Generalitat