Miguel, rastreador militar: "Lo difícil es transmitir confianza por teléfono"