La Fiscalía aprecia delitos electorales, de falsedad, prevaricación, malversación y cohecho en la compra de votos de Melilla

Un furgón policil frente a una ofician de correos en Melilla tras destapar el fraude de compra de votos