Un acusado de Gürtel muestra en la sala cómo se camuflan 150.000 euros en un sobre