La Asociación Española de Abogados Penalistas rechaza las protestas violentas en Cataluña