Hacienda también lee el '¡Hola!' y lo usó para perseguir a Borja Thyssen