Comín y Ponsatí posan en Cerdeña y Llarena recuerda que también están reclamados