Los condenados podrían empezar a salir ya a la calle en aplicación del tercer grado

Los condenados podrían empezar a salir ya a la calle en aplicación del tercer grado