La confesión del comando más sanguinario de ETA: “Hice trampas. Inventaba excusas para no atentar”

La confesión del comando más sanguinario de ETA: “Hice trampas. Inventaba excusas para no atentar”