La ‘confesión’ del rey emérito le deja a un paso de ser investigado en Suiza

Juan Carlos i rey emérito