Dos funcionarios a pie de pista impidieron a la Policía identificar a Gali