La obsesión de Bárcenas: prefiere atacar a Rajoy que defenderse en el juicio de la caja b del PP