Por qué el Constitucional está dispuesto ahora a avalar las devoluciones en caliente

Por qué el el Constitucional está dispuesto ahora a avalar las devoluciones en caliente