El arrepentimiento de 'El Prenda', una estrategia sin éxito garantizado para obtener permisos