El rey emérito paga 678.000 euros a Hacienda y regulariza su situación fiscal

Imagen del rey emérito, Juan Carlos I