El rey emérito sostiene que le pusieron como beneficiario de una empresa en Jersey sin su consentimiento

El rey emérito pidió dos préstamos para pagar sus multas con Hacienda