Un mes después, vuelven los contenedores al centro de Barcelona