Se dispara el número de surfistas federados para sortear las limitaciones de movilidad