Un análisis de sangre permite detectar el cáncer cuatro años antes de los métodos de diagnóstico convencionales

Un análisis de sangre puede detectar el cáncer cuatro años antes de los métodos de diagnóstico convencionales