No, no todo el mundo se siente frustrado y enfadado por las nuevas medidas de confinamiento

No, no todo el mundo se siente frustrado y enfadado por las nuevas medidas de confinamiento