Los castigos tradicionales tampoco sirven para educar a nuestros hijos en tiempos de coronavirus

Por qué los castigos tradicionales tampoco sirven para educar a nuestros hijos en tiempos de coronavirus