Por qué muchos sanitarios se empeñan en llamarse víctimas si para nosotros son héroes

Por qué muchos  sanitarios se empeñan en llamarse víctimas si para nosotros son héroes