"La familia puede haberse infectado y no haber dado positivo todavía. Hay que hacer seguimiento", según Sanidad