Los mayores de 80, los que más rechazaron vacunarse y los adolescentes, los que menos

Los mayores de 80, los que más rechazaron vacunarse y adolescentes, los que menos