Por qué la sanidad pública apenas financia las inyecciones para adelgazar que recetan clínicas privadas

Todos los tratamientos deben seguirse bajo supervisión médica.