El peligro de medicalizar las respuestas emocionales tras el estado de alarma

El peligro de medicalizar las respuestas emocionales tras el estado de alarma