El aislamiento social en los niños provoca trastornos psicológicos permanentes como la depresión

El aislamiento social en los niños puede provocar trastornos psicológicos permanentes como la depresión