Los alumnos del colegio Salesianos de Granada mandan cartas de ánimo a los niños ingresados en Navidad