Álvaro, un niño con parálisis cerebral, cumple su sueño de subir al pico más alto de Málaga