Aparece el cadáver de una cría de ballena en la escollera del puerto de Gandía