Aplicaciones móviles para comer sano, ¿son realmente útiles?

¿Sabes qué lleva lo que te metes en la boca?