El mono de Grosjean que resistió 28 segundos de fuego se examina en un laboratorio de Alicante