El norte del país se blinda ante una alerta roja por fuertes vientos y olas de 14 metros