La borrasca Álex deja en Galicia rachas de viento superiores a los 130 kilómetros por hora