A Noruega le cuesta casi 12 millones al año dejar sus rebaños sin vigilar

Los ataques de grandes carnívoros cuestan a Europa casi 30 millones al año