Propietarios de segundas residencias fingen averías o reuniones vecinales para viajar en Semana Santa

Un centenar de peticiones a los administradores de fincas de Málaga buscando excusa para viajar