El confinamiento triplicó el malestar emocional, sobre todo en los jóvenes

El confinamiento triplicó el malestar emocional, sobre todo en los jóvenes