La moral de los sanitarios, a la baja: “No puedo ni tocar a mi hijo”

La Hospital de campaña ifema coronavirus