Confinada en La Pedrera de Barcelona: cómo es vivir aislada en el edificio más emblemático de Gaudí