Se buscan albañiles y carpinteros: no hay alumnos de FP que cubran la alta demanda de las empresas