Los alumnos pobres repiten cinco veces más que quienes cuentan con mejor situación económica

Los alumnos pobres repiten cinco veces más que quienes cuentan con mejor situación económica