El infierno de dar clase con las ventanas abiertas y una autopista al lado: “No escuchamos al profesor”

Dar clase con las ventanas abiertas y una autopista al lado: “Es ensordecedor, no escuchamos al profesor”