España es el tercer país de la OCDE que más segrega a los alumnos por su clase social, con Madrid a la cabeza

Madrid, la región que más segrega a sus alumnos por su clase social de toda la OCDE solo por detrás de Turquía