Informáticos e ingenieros que dejan el grado a medias: "Mi LinkedIn estaba literalmente on fire”