El agua del Mediterráneo superó este verano el máximo histórico con 31,3 grados en Baleares

Archivo - Isla de sa Dragonera.